El silente



Aunque Ecuador ya no lo escucha, ni lo ve y ni lo lee cómo nos acostumbró, Galo Lara Yepez aún se expresa. Pero distinto a lo que el país conoció de él. Aquel político de graves denuncias contra el gobierno y con fijación suicida, contra el presidente más poderoso en nuestra vida republicana, ya no existe. “El bien parado” tras la certeza que no iba más a la asamblea nacional se dejó guardar. Del gran confrontador sólo un twittero light quedó. @GaloLaraY ahora comparte trinos que enaltecen la condición humana, no que degraden la condición de algún funcionario o amigo del correismo. Ya no se ocupa de subir a la web imágenes, textos o videos que contradigan o se burlen de ideas, acciones y hasta de las 'debilidades' de sus adversarios, ahora mejor recomienda a que lugar llegar a comer. Ya no irradia problemas. Y eso lo atendí cuando su usuario twitter, retwitteó uno de mis trinos que hacia referencia a mi apego al Jazz. Al darme de ello por enterado le descubrí inofensivo. Meses atrás me hubiera perturbado esa atención. Es que toda la artillería gubernamental apuntaba hacia él y, como es sabido, entre menos cercano de un objetivo por atacar se esté más probabilidad de vida se tiene. Pero hoy esa guerra pasó. Y eso se conjetura cuando de él nadie en el poder político hace ya referencia.
Ni siquiera Rafael Correa, cuando en su última sabatina en Los Ríos agradeciendo por la votación alcanzada en la provincia, tomó asunto, en su agradecimiento electoral, el haber -por intermedio de las urnas fluminenses- encontrado la forma (“al fin”, habrá dicho) de quitárselo de encima. Con esta omisión, quién fue el más afectado de los ataques del quevedeño permitió una tácita tregua. Bajados los cañones asumo que Lara tenderá a reparar lo maltrecho que deja toda guerra en uno y en la familia.
Ya no tiene la tribuna que le brindó poder e inmunidad y permitir ser lo que fue. Ahora sólo le queda su silencio. Entonces adiós al político de trinos endiablados @GaloLaraY y bienvenido sea en su nueva faceta twittera: la de un Paulo Coelho de la auto-ayuda (otro light más de los que ya abundan).