Bicéfala asamblea ciudadana

Ilustración
Bicéfala representación

Establecida la Asamblea local Cantonal (ALC) en Quevedo, mediante ordenanza municipal y bajo el amparo de leyes superiores vigentes en el país, como instancia superior del sistema de participación ciudadana desde septiembre del 2011, el encontrarnos hoy con dos presidentes, dos directivas, dos grupos de ciudadanos, que se identifican como tales hallándose en refriega abierta por establecerse como la ALC de Quevedo, es muestra del fracaso en la buscada institucionalidad que por dos años, la anterior directiva, argumentó perseguir.

Sin querer restar un ápice a la valía que podrían poseer quienes participaron en ese periodo inicial, no existe otro término (fracaso) que sintetice mejor, el no alcanzar, desde 09-2011 hasta 09-2013, elementales bases para regularse y fortalecer como institución a la ALC de nuestra ciudad.

En tal sentido resalta, el que meses antes de la fecha de finalización del periodo para los que fueron designados -no a última hora o a destiempo-, no logaban aprobar sus estatutos mediante Asamblea General, compartirlos con la ciudadanía, ingresarlos formalmente a conocimiento del cabildo municipal y hasta notarizarlos para fe pública. En tales estatutos, redactados dentro del tiempo pertinente, por citar, debió estipularse prórroga del directorio y posibilidad de reelección del presidente de la ALC. Esto, dada cuenta, que prórroga y reelección de quién presidia el anterior directorio fue lo que al final se terminó dando.

Vale indicar que no se puede trazar un camino que todos debemos avalar, direccionándolo para beneficiar a una o dos personas, en desmedro de justas aspiraciones de todos los demás y esperar que luego nadie reclame o que nadie  termine mandando abajo todo lo hecho. Por tal razón surge esta representación bicéfala de la ciudadanía, con dos ALC armadas a medida de sus presidentes, concebidas a sus particulares intereses; sin entender que el verdadero liderazgo  depondría posiciones individuales en procura -en este caso- del fortalecimiento de la participación ciudadana a través de la ALC de Quevedo. Representación que ambas presidencias dicen defender, pero que con sus hechos podrían terminar pervirtiendo su naturaleza, cuando todo indica que al final será el poder político vigente el que decida, en esta bicefalia, cual cabeza desecha y cual servírsela en bandeja de plata.

Publicación Diario La Hora, edición Los Ríos