Cataluña proclama independencia pero suspende su aplicación

Parlamento Catalán. Foto: ABC/Twitter

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carlos Puigdemont, dijo este martes ante el pleno del Parlament que se proclama la independencia luego de los resultados electorales del 1 de octubre, pero se suspende su aplicación hasta que exista un diálogo con España y Europa.   

“El gobierno y yo mismo proponemos que el parlamento suspenda la declaración de independencia para emprender un diálogo sin el que es imposible alcanzar una solución acordada”, aseveró.

Puigdemont dijo que se trata de un momento excepcional e histórico, tras el referendo donde el 90.8% de los participantes se pronunció por la separación de España.

“No esperen ni amenazas ni chantajes ni insultos, parte de la responsabilidad es desescalar la tensión y no contribuir a incrementar la violencia”, afirmó.

Dijo que la población se ha movilizado masivamente en defensa de la unidad de España, pero es la primera vez en la historia de Europa que una jornada se desarrolla en medio de ataques a los votantes.

El presidente de Cataluña manifestó que 2´286217 personas vencieron el miedo y fueron a sufragar y manifestó además su solidaridad  con los heridos por la represión policial, estimados en 900, lo cual nunca se va a olvidar.

“La actuación del estado introdujo tensión en la sociedad catalana”, indicó, y añadió que no se va a desviar de su compromiso con el diálogo, la tolerancia, el respeto a la discrepancia y voluntad negociadora.

Puigdemont refirió que en 2010 el sistema político español activó un sistema agresivo de centralización, con acciones como el recorte de competencias, desinversión en estructuras en Cataluña.

“Hemos sufrido un menosprecio de la cultura, la lengua y la forma de vivir catalana”, refirió,y dijo que muchos ciudadanos piensan que la única forma es ser autónomos, y por eso se hizo un referéndum. “El pueblo reclama libertad hace años para poder decidir”, aseveró. 

“No somos delincuentes, no somos locos, no somos golpistas, somos gente normal que pide poder votar y que ha estado dispuesta a todo el diálogo que fuera necesario para realizarlo de forma acordada, no tenemos nada contra España, ni contra los españoles”, enfatizó. (I)

Redacción web/ Agencia ANDES