Chikungunyados

Chikungunyados

Al Alcalde de Quevedo le ha dado por delegar su representación en varias ocasiones. Parecería como que él no se alcanza o por tal o cual razón se halla impedido. Por ello se repite saber de un concejal que va en tal delegación para tal ciudad, que otro va en otra delegación para tal reunión y así, de repente, en otra ciudad y en otra reunión, alguien pregunta ¿quién del Municipio de Quevedo?,  y nunca falta quien responda: nadie.

La delegación por sí mismo no es mayor problema. Hay situaciones que por carácter específico son delegables del alcalde o hasta en ciertos casos son asuntos baladís y la ausencia no trasciende. Pero hay otras situaciones en que la delegación no cabe y menos la ausencia. Como en caso de un hecho crítico donde la presencia de un Alcalde sirva significativamente para superar lo grave de la situación. En tal sentido es reprobable la ausencia de Jorge Domínguez dentro del Comité de Operaciones Emergentes Cantonal (COE) al momento de declarar la llegada del Chikungunya y su oficializada delegación dentro del COE, a otro de sus concejales. Delegación cuestionable por algo elemental: los COE cantonales son presididos por los Alcaldes porque se reconoce la operatividad con que cuenta quien preside un municipio ante cualquier situación emergente en su cantón. Esta operatividad, mando o ejecutividad sobre todos los recursos y resquicios que dispone una municipalidad no la posee concejal alguno, el alcalde sí. Por eso es el llamado a liderar el COE frente a situaciones como las que enfrentamos con el Chikungunya que, hasta el momento, lleva más de una decena de infectados en Quevedo.

Ahora podría ser que peque de injusto al criticar esta delegación y cómo andamos ‘chikungunyados’, la razón podría estar en lo que se me vino por creer luego de escuchar a la comunidad reunida con el Sub Secretario de Salud en el hospital local. Ahí la gente habló de inoperatividad municipal frente a esta situación, de falta de cumplimiento a lo ofrecido para las mingas, las de antes y las de ahora, de lentitud. Escuchándolos y ante el zumbido de un mosquito que en ese rato se la tomó conmigo, asumí que el Chikungunya se presentó por el despacho de la alcaldía y entumeció a más de uno en el lugar. Con lo que tendrían razón de ser la delegación del liderazgo dentro del COE y los reproches de la comunidad.

Publicación Diario La Hora, edición Los Ríos