Contraloría determinó deuda del Estado con el IESS en 2.878 millones de dólares

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, afirmó que acatará lo dispuesto por Contraloría. Foto: Andes

El presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Richard Espinosa, afirmó este martes que la institución acogerá el informe de Contraloría al examen especial en torno al valor de la deuda que mantiene el Estado con la institución por   concepto de contribución del estado por prestaciones de salud.

“Vamos a dar cumplimiento estricto a las recomendaciones de la Contraloría General del Estado”, dijo al aclarar que el Consejo Directivo del IESS no ha aprobado ni a enviado a la Superintendencia de Bancos ningún balance, ya que estaban a la espera del informe de la auditoría.

En dicho informe, difundido hoy en su página web, la Contraloría determinó que el Estado tiene una deuda con Seguro Social de 2.527’819.221,8 dólares, “conforme al Balance de Comprobación del Fondo de Salud Individual y Familiar, al 30 de septiembre de 2016, en donde se mantiene una Cuenta por Cobrar al Estado por Contribuciones,  proveniente de los saldos al 31 de diciembre de 2012, 2013, 2014, 2015 y de enero a septiembre de 2016″.

En total, sumado los 351 millones correspondientes a las prestaciones desde octubre de 2016 a junio de 2017,  la deuda asciende a 2.878 millones de dólares: 1.968 millones corresponden al gobierno central y 911 millones a los afiliados, empleadores y al Estado.

El titular del IESS indicó que siendo el informe de Contraloría de cumplimiento obligatorio, será el Ejecutivo, a través del Ministerio de Finanzas, el que determine la forma y condiciones de pago.  Para ello, dijo, se enviará una notificación a la secretaría de Finanzas.

Aclaró que las autoridades del IESS asumieron con responsabilidad la definición de estos valores que no estaban registrados de manera legal en los balances contables y que fue la entidad la que solicitó el examen especial.  “A la institución no se la ha perjudicado en ni un solo centavo, somos la primera administración desde el año 2001 en que hemos decidido resolver un problema que nadie lo quiso hacer”,  enfatizó.

“No existen registros de deuda entre 2001 y 2006. No sabemos cómo los auditores hicieron la cuantificación, pero como fue mi compromiso voy a cumplir con lo que la Contraloría ha determinado. Ha sido un proceso largo pero que ha dado el resultado que ha dado la Contraloría”, recalcó. (I)

Andes