Pregunto

image
Pregunto

Vuelvo sobre mi anterior columna, sobre la maraña de un contrato de actualización catastral en procura, sobre todo, de preguntar.

(1ero.) De la contratación que el Municipio de Quevedo realizó en los días de John Salcedo con INFRAPLAN GEOSPATIAL para actualizar el catastro del cantón y a la cual se le entregó “entre 130 y 200 mil dólares”, el alcalde Jorge Domínguez señaló que las garantías (documentos que respaldan el dinero dado) se habían caducado desde la anterior administración. Pregunto ¿La municipalidad no cuenta con tesorero y abogados para que antes de ‘tomar vuelo’ el alcalde con otro endeudamiento, por similar objetivo, no le hayan dado a conocer tal anomalía y de inmediato se oficie sobre este ‘desliz’ a Contraloría del Estado y busque responsables? (En caso de que el punto de las garantías sea como dicen)

(2do.) A nadie medianamente informado le es ajeno lo vital que se vuelve el área catastral en los municipios con las nuevas políticas financieras del gobierno central. Ante esto pregunto ¿Ya se nombró a un profesional para estar al frente de Avalúos y Catastro, de ser posible con especialidad académica en esa área, o sigue esta dirección municipal encargada sin titular alguno? ¿Cómo tener un catastro eficiente por más plata que llegue si aún el alcalde no designa a ningún profesional en esta dirección transcurridos 8 meses de su administración?

(3ero.) Humberto Alvarado señaló que en el Banco del Estado le dijeron que primero terminen el contrato con INFRAPLAN ($800.000) para un nuevo crédito con un mismo fin ($1´200.000). Partiendo de lo dicho por el vice alcalde, pregunto ¿En el BEDE pensarán que el dinero que la ciudad pagó a INFRAPLAN nos lo obsequió Bill Gates para que propongan eso y, seguir como que nada pasó? Meses atrás y también desde el BEDE, conminaron a esta alcaldía –según indicaron- a que se endeude con un muro de gavión ($1’200.000) –luego así se hizo-, para evitar se inunda un sector de la ciudad con la creciente del río tomando como base un estudio realizado cuando no había represa Baba. La cual por cierto, desde que funciona, controla las aguas de nuestro río para evitar inundaciones. Hilvanando desde lo expuesto, ¿será que la plata que subsidia el BEDE sí es obsequio de algún filántropo y por eso andan diciendo y conminando lo que por acá diligentemente hacen? Pregunto.

Publicación Diario La Hora, edición Los Ríos

Edición impresa digital