PRIMER DEBATE DE PROYECTO DE LEY DE JUSTICIA LABORAL

En tres jornadas de trabajo el Pleno concluyó el primer debate del proyecto de Ley para la Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo en el Hogar. Los parlamentarios resaltaron la necesidad de actualizar el Código del Trabajo que data de 1938, a fin de romper las inequidades que se han dado a lo largo de la historia entre trabajadores y empleadores; además, ampliar la seguridad social para las amas de casa que realizan un trabajo no remunerado.
El proyecto contiene cinco ejes orientados hacia la estabilidad laboral, equidad en las relaciones laborales, modernización del sistema laboral, democratización de la representación laboral y la universalización de la seguridad social.
En el análisis de este tema intervinieron 40 asambleístas entre ellos la Dra. Pamela Falconi Loqui Asambleísta por la provincia de Los Ríos. Los temas de mayor debate fueron: la estabilidad laboral de las mujeres embarazadas, la ampliación de la seguridad social como una conquista revolucionaria para quienes se dedican al trabajo en el hogar, estabilidad de los dirigentes sindicales y de las personas con discapacidad severa.
“no se está respetando lo que dice la constitución con respecto al ingreso de las personas con discapacidad al ámbito laboral, el artículo 47 de la Ley de Discapacidad dispone que el 4% de una nómina de más de 25 personas debe de contemplase la  contratación de las personas con discapacidad, y esto no se está realizando” puntualizó enfáticamente, La Asambleísta Pamela Falconi dentro de su intervención en el Pleno .   

image
Intervención de la Asambleista Pamela Falconí en el debate legislativo

En cuanto a las reformas a la Ley de Seguridad Social, solicitaron ampliar este beneficio para que no solo sea para el trabajo que cumple la mujer en el hogar en el área urbana, sino que se extienda a lo rural, aduciendo que éstas cumplen labores adicionales como en el agro, cuidado de sus hijos, administran la economía del hogar, quehaceres domésticos.
Igualmente, exhortaron para que los beneficios de la seguridad social se amplíen a la atención médica en las unidades de salud pública del país; que se incluya a los ecuatorianos retornados en los beneficios de esta propuesta; y, que los beneficios de la seguridad social se sustenten en estudios actuariales, a fin de garantizar el presupuesto para el cabal cumplimiento de esta disposición.
En el proyecto se establece que en el plazo de 60 días contados a partir de la expedición de esta ley, el Consejo Directivo del IESS establecerá los porcentajes de aportación para las personas que realizan trabajo no remunerado del hogar considerando su situación socioeconómica, para lo cual empleará el catastro de información social, económica y demográfica individualizada a nivel de familias, con el propósito de que puedan acceder al subsidio del Estado. En este mismo plazo el Consejo Directivo del IESS expedirá la normativa necesaria para su aplicación.